Una buena razón para divorciarse

Nunca es fácil tomar la decisión de divorciarse, pero menos aún cuando aún quieres a la otra parte. Este es mi caso. Quiero a mi marido. Tenemos tres hijos en común, que no entienden muy bien qué está pasando.
Cuando le conocí era muy jóven y me enamoré hasta los huesos. Nos fuimos a vivir a casa de su madre, a un pueblo pequeño. Él pasaba mucho tiempo fuera de casa y yo me quedaba con mi hijo mayor y la segunda, que era por entonces un bebé. Llegó un momento en el que me di cuenta que no aguantaba más allí, me estaba ahogando. Así que me volví a la capital con mis hijos. Entonces él vino conmigo. Él siempre fue muy celoso, pero yo iba a trabajar y no tenía ningún tipo de reproche por su parte acerca de mi relación con ningún compañero.

Al cabo de los años, por diferentes circunstancias, se me presentó la posibilidad de montarme un negocio por mi cuenta. Ya se sabe lo que pasa con los autónomos, trabajas todas las horas del día y más. Como mis hijos ya eran mayores, decidí lanzarme.
Y ahí empezaron los problemas. El control por su parte pasó a ser insoportable. Mensajes continuos para saber con quién estaba, si no contestaba a sus mensajes o llamadas de forma inmediata, cuando llegaba a casa su cara era un poema. Por mucho que yo intentara hacerle entender que no había nada, su convencimiento en que yo le era infiel era más fuerte que cualquier otra cosa.

La verdad es que ahora ni recuerdo sobre qué fue la discusión que desencadenó nuestro divorcio. Sí sé que me todavía hoy me cuesta hablar del tema y lloro con cierta facilidad cuando lo hago.

Pero mi decisión es firme. ¿Le quiero? Sí. Pero sé que no es una persona que me convenga. No puedo tomar mis decisiones en función de la reacción que creo o sé que va a tener él.
Mis hijos lo llevan como pueden, no entienden bien por qué he dejado a su padre. Lo ven a él como la parte débil, porque insiste en que me quiere y yo tengo claro que ya no va a haber nada más entre nosotros. Espero que con el tiempo me comprendan, es lo que más me importa de toda esta situación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario